Confiar en tus empleados: el primer paso para transmitir seguridad al cliente

En el mundo de los negocios, las empresas resuelven cotidianamente problemas que se les van presentando, pero hay uno que les quita el sueño y siempre está en la punta de sus prioridades: ¿Cómo hacer que los clientes confíen en ellos?

Pueden analizarse muchas situaciones que establezcan una relación de confianza entre las empresas y los clientes, pero basta con tomar el clásico consejo que se les da a las personas: trata a los demás como quieres que te traten a ti.

Y es que las empresas, antes de tener clientes, tienen empleados. Son los empleados quienes llevan a los clientes, por eso siempre hay que estar en constante comunicación con ellos.

En Trínitas, financiera de créditos pyme, sabemos que los espacios laborales con una cultura de la confianza establecida logran mejores experiencias finales de los clientes. Es por ello que identificamos este punto como una de las claves para mejorar el dinamismo organizacional.

La institución especialista en relaciones, cultura y clima laboral, Great Place to Work, ha realizado por décadas estudios exhaustivos que demuestran que los lugares de trabajo con altos índices de confianza obtienen mayores rendimientos en los resultados, niveles de innovación, satisfacción del cliente, compromiso de los colaboradores y agilidad organizacional.

Si bien todas las empresas difieren en sus formas de otorgar confianza a sus trabajadores, dependiendo del giro en el que se encuentren, hay algunos puntos generales que aplican para todos:

  • Tratar a los empleados como seres humanos antes que empleados.
  • Buscar el crecimiento personal del empleado.
  • Realizar periódicamente encuestas de satisfacción del clima laboral.
  • Hacer partícipe a toda la estructura de los logros de gran escala de la empresa.

Hacer que los clientes adquieran un producto o servicio, requiere primero que los empleados se sientan parte del proceso, que los empleados sean los primeros promotores de lo que hacen.

No hay que perder de vista que todos los empleados son la cara de la empresa cuando lidian con un cliente, y si no confían en quien los emplea, poca seguridad podrán transmitirle al comprador.

Por eso, la confianza en el trabajador es el primer paso para que las empresas puedan tener decenas o cientos de embajadores promocionando sus productos o servicios.

En Trínitas te ofrecemos un crédito pyme para que no te limites al promover y apoyar las ideas de tus empleados más creativos, impulsando así tu empresa.

Fuente: https://greatplacetowork-cayc.com/quienes-somos/

Deja tus comentarios