Crédito Simple y Revolvente ¿Qué son? | Financiera Trínitas

¿Cuál se adapta mejor a tu empresa?

 

Existen varios tipos de crédito. Podrá parecerte extraño, pero conocer cómo funcionan el crédito simple y revolvente te ayudará a manejar de una forma más especializada las situaciones económicas de tu empresa.

Las empresas necesitan liquidez en cada etapa de su desarrollo, un crédito puede ser una alternativa para obtenerla. En un principio necesitan recursos para iniciar sus operaciones, y una vez operando requieren de liquidez para evitar problemas financieros o para emprender nuevos proyectos de inversión. Una forma de obtener liquidez es mediante la acumulación de efectivo. Cuando en un entorno económico positivo las utilidades de una empresa crecen; ésta puede reservar parte de dichas utilidades y luego utilizarlas cuando la situación económica sea más adversa o cuando se presente una buena oportunidad de inversión. Pero la generación de utilidades a veces toma tiempo y es posible que dicha oportunidad llegue antes y que la empresa no pueda esperar a acumular los recursos necesarios para invertir en ella.

El crédito le proporciona a una empresa recursos inmediatos, y si la economía va bien, es natural pensar que la empresa tenga planes de expansión y se acerque a una financiera a solicitar uno o varios préstamos para financiar su crecimiento.

Los créditos bancarios y las Sofomes proveen al negocio de recursos que le ayudan a continuar produciendo y creciendo. Por este tipo, las empresas pueden optar por solicitar cualquiera de estos dos tipos:

Crédito simple. 

Este es un tipo donde la disposición de dinero se realiza en una sola exhibición por medio de un cheque o como depósito en tu cuenta. Liquidas el préstamo mediante una serie de pagos fijos dentro de un plazo establecido

Es ideal solicitar este tipo de crédito para realizar las siguientes actividades de tu negocio:

  • Compra de transporte.
  • Adecuación de oficinas / bodega.
  • Compra de terreno.
  • Actualización de maquinaria.
  • Compra de mobiliario.
Crédito revolvente.

En este se autoriza una línea de crédito preestablecida y se puede disponer de ella en partes. La cantidad de crédito disponible disminuye cada vez que disponemos y aumenta cuando lo pagamos.

Este tipo de Crédito te brinda mayor flexibilidad para tu negocio cuando requieras alguna de estas actividades:

  • Compra de materia prima.
  • Pago de nómina.
  • Aliviar problemas de flujo de efectivo.

Una de las financieras encargadas de otorgar estos tipos de créditos es Trínitas. Trínitas es una SOFOM con especialización en Pyme’s. Trabajan con personas físicas, personas físicas con actividad empresarial y personas morales. Sus principales requisitos para adquirir el crédito es que tu necesidad sea mayor a $50 mil pesos y otorgan hasta $5 millones de pesos, además de tener un respaldo con una garantía del doble del valor de crédito, el cual puede ser hipotecario o automotriz.

Si necesitas ayuda de cómo puedes hacer crecer tu PYME, no dudes en contactarnos. Financiera Trínitas cuenta con más de 5 años de experiencia realizando préstamos empresariales y haciendo crecer PyMES en ciudades como Monterrey, León, Querétaro, Saltillo y SLP. ¡Contáctanos AQUÍ y recibe más información!

Deja tus comentarios