¿Puedo usar mi casa como garantía hipotecaria?

Si ya has decido que es el momento perfecto para solicitar un crédito pyme que te ayude a impulsar tu empresa, es importante que te informes sobre cuáles son las opciones de instituciones financieras en las que puedes tramitar tu crédito.

Pero, además es vital que verifiques si cumples con uno de los principales requisitos que solicitan: contar con una garantía.

Si bien es muy sencillo pedir un crédito que haga crecer un negocio, lo cierto es que las instituciones financieras necesitan garantizar el cumplimiento del pago de la deuda.

Para ello, solicitan una garantía que respalde el préstamo o crédito.

Una garantía es un contrato por medio del cual el acreedor (la institución financiera) se asegura de que el deudor liquide el crédito otorgado, dejando un bien como respaldo.

Los tipos de garantías más comunes son las hipotecarias, que se refieren a una propiedad, y prendarias, las cuales incluyen maquinaria, vehículos, entre otros.

Entonces, si deseo pedir mi crédito pyme, ¿puedo poner mi casa como garantía?

La respuesta es “sí”. 

A continuación te explicamos a detalle en qué consiste la garantía hipotecaria y todo lo que debes saber sobre ella.

¿Qué es un crédito con garantía hipotecaria?

Un crédito para negocio con garantía hipotecaria se trata del contrato de un crédito para conseguir una gran cantidad de dinero que será destinado para algún proyecto dentro de una empresa, dejando una vivienda como respaldo del pago de la deuda.

Así, a institución financiera podrá cobrar el monto con dicha propiedad para recuperar el dinero otorgado, en caso de que el deudor no cumpla con las obligaciones y pagos.

Diferencias entre garantía hipotecaria y garantía prendaria

En comparación con los créditos pyme con garantía hipotecaria, los de garantía prendaria son aquellos que se brindan poniendo como aval un bien que poseas, durante el plazo acordado con la institución financiera con la que se pactó la solicitud.

Una vez que el plazo concluye y se paga la totalidad del monto al que accediste, más los intereses, la garantía se libera.

¿Una hipoteca y un crédito con garantía hipotecaria son lo mismo?

Aunque para algunos una hipoteca y un crédito con garantía hipotecaria pudieran ser lo mismo, la realidad es que no lo son. Ambos implican cosas muy distintas.

Una hipoteca consiste en un crédito otorgado por una institución financiera con el que podrás adquirir esa casa que siempre soñaste o hacer crecer tu patrimonio con otro inmueble.

Dicha cantidad de dinero tendrás que devolverla periódicamente junto con los intereses que generes en el plazo que tú y la entidad de crédito acordaron.

Cabe señalar que generalmente se autoriza un importe máximo, aproximado al 80% del valor de la vivienda y que como respaldo de la financiación, quedaría el inmueble que deseas adquirir.

Por su parte el crédito pyme con garantía hipotecaria es un producto mediante el cual se pide una gran cantidad de dinero para sufragar algún gasto dentro de un negocio, dejando una casa o propiedad como garantía.

Por ejemplo, si deseas ampliar las instalaciones de tu empresa, comprar más inventario, aprovechar una oferta de tu proveedor o abrir una nueva sucursal, puedes solicitar tu crédito para negocio y respaldarlo con tu casa ya pagada.

En resumen, si lo que deseas es adquirir una casa u otro inmueble, lo mejor es que recurras a una hipoteca.

Pero, si lo que buscas es conseguir dinero para alguna necesidad de tu negocio y cuentas con una casa, lo mejor es que recurras a un crédito pyme con garantía hipotecaria.

Ventajas de los créditos con garantía hipotecaria

Obtener un crédito para negocio con garantía hipotecaria te ofrece grandes ventajas que puedes aprovechar.

Uno de ellos y el principal es que puedes disponer de una mayor cantidad de dinero de forma rápida.

Al respaldar tu crédito con una garantía hipotecaria podrás obtener incluso hasta el 50% del valor de tu vivienda o inmueble, mucho más de lo que puedes conseguir con otros tipos de crédito.

Es importante tener claro el uso que le vas a dar al dinero para tu negocio, para que el monto que solicites se ajuste a tus necesidades y puedas aprovecharlo al máximo sin poner en riesgo tus finanzas.

Otra de los beneficios del crédito para negocios con garantía hipotecaria es que en muchas ocasiones son más ágiles.

Esto debido a que tienes más posibilidades de acceder a un crédito, ya que se trata de una garantía de mucho más valor, por lo que para las instituciones financieras será más confiable brindate el dinero que necesitas.

Y es que el monto que solicites, podrá ser cubierto sin problema con una casa en caso de incumplir con el pago.

Una última y muy destacable ventaja es que los plazos son más cómodos.

Al conseguir una mayor cantidad de dinero para tus proyectos de negocio, los plazos para liquidar tu deuda se pueden extender, según el monto.

De esta manera te será más fácil liquidar la deuda.

¿Cuáles son los requisitos para adquirir un crédito con garantía hipotecaria?

Para respaldar tu crédito pyme con una garantía hipotecaria es importante que cumplas con ciertos requisitos, los cuales pueden variar según la institución financiera.

Entre los más comunes se encuentran:

  • Tener una vivienda totalmente pagada – para que tu casa sea aceptada como aval, es fundamental que esté libre de adeudo.
  • Cumplir con el aforo necesario – se refiere a que tu inmueble debe cumplir con un valor para que tu crédito pyme sea autorizado.Para ello se toman en cuenta diversos aspectos como las condiciones, características e incluso la ubicación.
  • Contar con las escrituras del inmueble – para una mayor confianza y garantía, es indispensable que cuentes con la papelería correspondiente en regla y libre de gravamen.

Es importante que no olvides prestar atención a las condiciones de la institución financiera que escojas para que te asegures de que podrás cumplirlas y no correrás el riesgo de perder tu propiedad.

Si deseas conseguir tu crédito pyme para llevar tu negocio a otro nivel, acércate a Trínitas, donde te ofrecemos créditos de hasta 5 millones de pesos y plazos desde 6 hasta 48 meses para pagar tu financiamiento.

Sólo tienes que contar una casa con aforo 2 a 1, es decir, que valga el doble del monto que solicitas, y tener las escrituras libre de gravamen.

¡Estar en el Buró de crédito no es un determinante para nosotros! 

¡Solicita ya tu crédito pyme con garantía hipotecaria e impulsa ya tu negocio!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *