Entendiendo los fideicomisos

La educación financiera en México es un asunto que nos concierne a todos. En Trínitas, sentimos la gran responsabilidad de informar al público de manera honesta e inteligente sobre temas financieros que pueden ayudar a mejorar su vida y mantener estables y saludables sus finanzas. Es por eso que en la nota de hoy nos estaremos adentrando en un tema de gran relevancia para el mundo financiero; los fideicomisos. 

Nuestro objetivo es que al leer este artículo puedas entender qué es un fideicomiso, para qué sirve y cuáles son las ventajas de hacer uso de la herramienta.

¿Qué es un fideicomiso?

Un fideicomiso se define como un acto jurídico de confianza en el que una persona (fiduciante) transfiere la titularidad de uno o más bienes a otra persona (fiduciario) para que ésta los administre a beneficio de un tercero (beneficiario o fideicomisario). Las características principales de un fideicomiso según el blog de gestiopolis son las siguientes:

  1. Bilateral: Fiduciante y fiduciario.
  2. Consensual: Ambas partes dan su consentimiento.
  3. Oneroso: El fiduciario tendrá derecho al reembolso de los gastos y a una retribución.
  4. Confianza: Del fiduciante al fiduciario.
  5. Formal: Cumple con las exigencias de la ley.

¿Cuál es su función?

En palabras simples un fideicomiso permite administrar prendas o montos económicos entre dos partes, el contrato que genera el fideicomiso contiene ciertas cláusulas que tienen como objetivo supervisar y controlar la manera y el momento en el que dichos bienes se entregan al beneficiario, un ejemplo de una cláusula podría ser que el beneficiario cuente con mayoría de edad o con un trabajo estable, en el momento en el que las cláusulas se cumplen los “candados” en el fideicomiso se liberan y los usuarios establecidos tendrán acceso a los bienes del contrato. 

Además de que un fideicomiso siempre se crea con un objetivo previamente establecido, todo fideicomiso se realiza por algo y para algo. Esto abre a los usuarios una infinidad de posibilidades haciendo uso de esta herramienta financiera, los objetivos varían muchísimo y pueden ser desde la protección de un patrimonio familiar hasta para movilizar inversiones de gran importancia y riesgo. La versatilidad y flexibilidad que puede tener un fideicomiso lo convierte en una de las herramientas más útiles y recomendadas en el mundo financiero. 

Ventajas de hacer uso de un fideicomiso

Si después de leer toda la información que te hemos proporcionado aún estás indeciso de si los fideicomisos son herramientas convenientes te dejamos una lista de ventajas que nosotros vemos dentro de este tipo de contrato:

  1. Minimiza riesgos de negocios
  2. Los bienes administrados son inembargables
  3. Garantía autoliquidable
  4. Transparencia en el manejo de fondos
  5. Flexibilidad contractual
  6. El fiduciario tiene atribuciones limitadas y debe rendir cuentas.
  7. No tiene proceso judicial de ejecución
  8. Contabilidad y auditorías por separado

Los fideicomisos son herramientas que te pueden solucionar tus problemas de una manera muy específica y útil. Son parte de una infinidad de productos y servicios financieros que las entidades financieras ofrecen al público en general, te aconsejamos investigar las instituciones que lo ofrecen y analizar cuál de estas te ofrece lo que necesitas y te genera la confianza necesaria. 

Déjanos en la sección de comentarios que otros temas financieros te gustaría leer el siguiente mes en nuestro blog de educación financiera.

Si quieres saber más sobre Financiera Trínitas y a lo que nos dedicamos da click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *