Consejos para mejorar la productividad de tu pyme

Sigue estos consejos para mejorar la productividad de tu PYME. Ya pasamos la mitad de año y aún hay tiempo para seguir esa meta emprendedora que tenías desde hace varios meses. Tu empresa o negocio siempre puede crecer más.

La visión es la misma: optimizar la gestión de tu PYME a través de un mejor control del tiempo que permita lograr el mayor número de objetivos en el menor tiempo posible. Para aumentar la productividad de tu empresa puedes empezar por poner en marcha buenos consejos como estos:

1. Define bien tus objetivos.

Es indispensable tener claro hacia dónde te diriges, por eso establece un calendario de objetivos, tanto a corto como a largo plazo. De ser posible compártelo con tus empleados para que también se involucren y analiza cada cierto tiempo la situación real de los proyectos con los responsables de departamento.

2. Distingue entre lo importante y lo urgente.

Muchas veces nos dejamos llevar por lo ¡URGENTE! sin darnos cuenta que otra tarea es más importante. No medir la urgencia del problema es un error muy frecuente que nos lleva a tomar decisiones precipitadas, o atropelladas. Los grandes enemigos de un método exitoso de decisión siempre serán “para ahora mismo” y “para el último día”.

3. Crea un buen ambiente de trabajo.

Un lugar donde tus empleados se sientan motivados y reconocidos es vital para lograr una óptima productividad. Celebrar los éxitos, potenciar los talentos de tus trabajadores, compartir los mismos valores, etc. son buenas decisiones que deberías adoptar sin falta. La formación continua a tus empleados es un excelente modo de aumentar a largo plazo la productividad de tu plantilla. Cursos, idiomas, nuevas herramientas informáticas, etc. son una de las mejores inversiones que puedes realizar este año.

4. Establece una buena organización interna.

Muchas PYMEs cometen el error de no manejar una correcta organización interna. Si esto falla, la productividad se verá resentida. Pon clara la relación entre los departamentos de la empresa, trabajadores y proveedores. Convoca reuniones presenciales cuando sean absolutamente imprescindibles fijando un horario de inicio y cierre.

5. Mejora la comunicación dentro de tu empresa.

Abre un buzón de sugerencias, crea un boletín semanal de novedades, realiza juntas de mejora del ambiente laboral. Un consejo práctico que puede servir es crear un “círculo de calidad”, un grupo de trabajadores que representen a los distintos departamentos de la empresa, en donde se analice el funcionamiento de la compañía y se propongan soluciones y mejoras.

6. Introduce la flexibilidad horaria en tu PYME.

Muchas empresas han detectado que el viernes es el día de mayor productividad. Consultar varias opciones como por ejemplo, ofrecer un horario fijo-variable, en el que la empresa propone diversos horarios al empleado y éste elige el que más le interese, dentro de un margen de horas marcado por la empresa y donde se debe mantener como mínimo las horas fijadas en el contrato.

7. Invierte en nuevas tecnologías

Verifica la posibilidad de invertir en nuevas tecnologías que pueden ayudarte a planificar mejor las tareas o incluso a reducir las horas que se invierten en cada proceso. Investiga las aplicaciones que pueden ayudar a tus empleados a gestionar mejor su tiempo en sus labores diarias. Muchas veces un préstamo es una forma rápida de conseguir el financiamiento que necesitas para mejorar tu PYME.

Tambien te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *